Aragón firma un pacto para impulsar la cualificación y el empleo a través de la Formación Profesional

Una veintena de entidades -entre las que se encuentra el Clúster de la Energía de Aragón (Clenar)- han rubricado este acuerdo compuesto por 15 objetivos concretos e incluido en la estrategia aragonesa para el impulso de la FP

El objetivo es cualificar a 200.000 aragoneses hasta 2024 para impulsar el  empleo, mejorar su empleabilidad y dar respuesta a la necesidad de profesionales del tejido productivo

Fuente: Aragón Hoy

La consideración de la Formación Profesional, como la más eficaz política activa de empleo, para lograr la cualificación de 200.000 aragoneses en 2024 y que el 50% de la población activa tenga un nivel medio de cualificación. Este es el primero de los 15 objetivos compartidos que conforman el Pacto para la cualificación y el empleo a través de la Formación Profesional. Un acuerdo promovido por el Gobierno de Aragón, en el marco de su estrategia de impulso a la FP, que han firmado este viernes una veintena de instituciones y entidades, incluidos los cuatro agentes sociales, los clústeres aragoneses, las Cámaras de Comercio, la Asociación de Jóvenes Empresarios, la patronal de la escuela concertada, la Confederación Española de Empresas de Formación, Universidad de Zaragoza y Universidad San Jorge.

Los consejeros de Economía, Planificación y Empleo, y de Educación, Cultura y Deporte, Marta Gastón y Felipe Faci, han presidido el acto celebrado en la Sala de la Corona del edificio Pignatelli, en el que se han presentado las primeras conclusiones de Estrategia para la cualificación y el empleo a través de la FP, puesta en marcha el pasado mes de febrero en este mismo escenario.

El pacto rubricado este viernes establece también como objetivo la coordinación de las políticas públicas y el impulso de la colaboración público-privada para alcanzar el pleno empleo en Aragón en 2024; potenciar las alianzas con empresas, entidades y clústeres para desarrollar iniciativas formativas que contribuyan y potencien la calidad de los recursos humanos como elemento diferencial; y ampliar la oferta formativa de FP ligada a sectores estratégicos de nuestra economía en 3.000 plazas contando con toda la red de centros.

Otros de los objetivos marcados son reconocer y acreditar la experiencia profesional de 90.000 trabajadores en activo; simplificar y diversificar los mecanismos de cualificación y recualificación continua de los trabajadores para mejorar su empleabilidad y atender las necesidades del sistema productivo; desplegar una oferta de 15 cursos de especialización para las personas ya cualificadas; y fomentar el emprendimiento de las personas formadas, tanto a través de módulos transversales, como creando aulas profesionales de emprendimiento en 38 centros educativos y 10 viveros de empresas.

El pacto propone también potenciar la formación dual y otras modalidades en alternancia con el empleo para que en cinco años se extienda a toda la formación profesional; mejorar la internacionalización de los estudiantes de FP; facilitar la transformación digital de los futuros profesionales a través del Campus Digital A.0; impulsar la transición hacia una economía circular también a través de la formación; reforzar la orientación profesional tanto de los jóvenes como de las personas desempleadas; configurar toda la FP como un elemento de vertebración territorial, con especial atención a las zonas despobladas; e invertir 200 millones de euros a través de los departamentos de Educación y Economía del Gobierno de Aragón para el cumplimiento de la estrategia.

Firma del Pacto para la cualificación y el empleo a través de la Formación Profesional

Estrategia de FP

La Estrategia para la cualificación y el empleo a través de la Formación Profesional –diseñada a partir del V Plan Aragonés de Formación Profesional 2021-2024¬– está compuesta por tres elementos principales: la estrategia de digitalización a través del Campus Digital A.0, la estrategia hacia la economía circular a través también de la formación, y el pacto por la cualificación y la empleabilidad, firmado este viernes.

En 2022 el número de alumnos matriculados en formación profesional supera los 26.500, una cifra que ha ido aumentando significativamente en los últimos cinco años. La tasa de jóvenes aragoneses de entre 15 y 19 años matriculados en este tipo de formación es del 18%, lo que sitúa a la Comunidad Autónoma por encima de la media nacional (12%) pero por debajo de la media de los países de la Unión Europea y de la OCDE (25% y 29%, respectivamente). Por ello, se considera necesario realizar un esfuerzo conjunto para ampliar la oferta formativa y mejorar la orientación profesional para poder acercar la realidad aragonesa a las cifras de la media de los países de la Unión Europea.

Además de los títulos de Formación Profesional, en el ámbito de la formación profesional para el empleo, impartida a través del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), más de 30.600 trabajadores ocupados y desempleados mejoraron su cualificación el pasado año a través de los distintos programas disponibles.

De acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa en Aragón (EPA), 295.300 personas, a pesar de tener una importante experiencia profesional, carecen de una titulación o certificación de carácter profesional, lo que limita la adaptación a la digitalización de los sectores productivos estratégicos y dificulta tanto la progresión profesional de los trabajadores como sus oportunidades laborales en caso de pérdida de empleo.

En este sentido, el pacto firmado este viernes, apuesta por involucrar a todos los actores relevantes para acreditar las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral de, al menos, el 40% de la población activa aragonesa que carece de un reconocimiento formal de su cualificación, lo que permitirá facilitarles un reconocimiento oficial de sus competencias y, al mismo tiempo, una formación profesional complementaria adaptada a las necesidades actuales del mercado productivo, así como a una economía más verde y digital.

Los datos de la EPA muestran también que el promedio de horas dedicadas a la formación continua llevada a cabo en los últimos seis meses es de 17 horas, frente a la media de otros países como Alemania, donde alcanza las 50 horas. Los retos a los que nos enfrenta la digitalización de la economía hacen necesario incrementar esta cifra en todos los sectores de actividad para poder dotar a los trabajadores de los conocimientos requeridos en cada momento por el sistema productivo.

Firmantes del pacto

Además de por los departamentos de Economía y de Educación del Gobierno de Aragón, el Pacto para la cualificación y el empleo a través de la Formación Profesional ha sido firmado por los cuatro agentes sociales –CEOE, CEPYME, UGT y CCOO–, los clústeres ALIA, AERA, ARAHEALTH, CAAR, CLENAR, TECNARA e Imasporc; el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio; la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE); la Confederación Española de Empresas de Formación, Escuelas Católicas de Aragón (FERE-CECA), la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), la Confederación Española de Empresas de Formación (CECAP), la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge.

¿Cómo innova Aragón en el sector de la energía?

  • El Clúster de la Energía de Aragón (Clenar) ha organizado esta mañana una jornada para presentar tres proyectos colaborativos enmarcados en el programa de subvenciones para Agrupaciones Empresariales Innovadoras del Ministerio de Industria.
  • Las iniciativas desarrolladas en Aragón han permitido avanzar en la eficiencia energética en sectores como las energías renovables, industria y el vino.
  • En los últimos cuatro años, Clenar ha conseguido más de 1,5 millones de euros en subvenciones para que sus socios puedan desarrollar proyectos colaborativos.

¿Cómo optimizar el cálculo de la producción energética en los paneles solares híbridos? ¿Cómo contribuir a la descarbonificación de la industria? ¿Cómo reducir la huella de carbono en una bodega de vino? El Clúster de la Energía de Aragón (Clenar) ha organizado esta mañana, con la colaboración de las empresas Kalfrisa, Endef y Vea Global BAC, una jornada para presentar tres proyectos innovadores relacionados con la energía y desarrollados en Aragón. Todas estas iniciativas colaborativas han contado con el respaldo de Clenar y financiación de la línea de ayudas para Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEIs) del Ministerio de Industria, un apoyo enmarcado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y con fondos Next Generation de la Unión Europea.

Antonio Gargallo e Irene Cilla, project managers de Clenar, en la jornada.
Antonio Gargallo e Irene Cilla, project managers de Clenar, en la jornada.

«Las convocatorias de ayudas para AEIs permiten crear nuevos productos y servicios, desarrollar sinergias con otras empresas ‘inquietas’ y estructurar los proyectos de I+D+i en tu propia empresa. Además, así contribuimos a desarrollar el sector energético aragonés», ha expuesto Miguel Gil, de la empresa Kalfrisa, en la jornada. «Estas ayudas nos han permitido focalizarnos en problemas muy determinados para poder resolverlos, pudiendo avanzar así más rápido en nuestros proyectos de innovación», ha añadido por su parte Raquel Simón-Allué, de Endef Solar Solutions. Mario Escarraga, de VeaGlobal, también ha hecho hincapié en la necesidad de colaborar entre los socios del clúster para poder afrontar los retos de futuro del sector.

En la jornada se han presentado tres de los proyectos desarrollados por empresas y organismos de investigación integrados en el Clúster de la Energía de Aragón (Clenar):

Miguel Gil (Kalfrisa) ha explicado el proyecto e-RTO, impulsado por Kalfrisa, Electroingenium y Nabladot.
Miguel Gil (Kalfrisa) ha explicado el proyecto e-RTO, impulsado por Kalfrisa, Electroingenium y Nabladot.

e-RTO: electrificación para descarbonizar la industria

El proyecto e-RTO, impulsado por Kalfrisa, Electroingenium y Nabladot con el apoyo de Clenar, surgió con el objetivo de mejorar la sostenibilidad de un equipo de limpieza de gases industriales, el recuperador térmico oxidativo (RTO) fabricado por Kalfrisa. Estos equipos se encargan de la eliminación de los compuestos orgánicos volátiles (COVs) en flujos de gases procedentes de procesos industriales muy diversos, desde la industria química o la fabricación de pellets de biomasa. e-RTO ha permitido investigar y ahondar en una todavía mayor sostenibilidad del RTO cambiando la fuente de la energía térmica y optimizando la regulación del proceso (control de tiempos de residencia de los gases).

Raquel Simón-Allué, de Endef, ha detallado el proyecto Soft-Solaire, desarrollado por Endef, Nabladot y la Universidad de Zaragoza
Raquel Simón-Allué, de Endef, ha detallado el proyecto Soft-Solaire, desarrollado por Endef, Nabladot y la Universidad de Zaragoza

Soft-Solaire: cálculo de producción energética en paneles solares híbridos de aire

Endef, Nabladot y la Universidad de Zaragoza se unieron para impulsar, con el respaldo de Clenar, el proyecto Soft-Solaire, centrado en el nuevo panel solar híbrido de aire ECOAIR, capaz de generar electricidad y aire caliente para la calefacción y que puede llegar a reducir entre 250-400 kg/CO2 al año. Como un paso previo a su comercialización, se necesitaba disponer de una herramienta de cálculo que evaluase y cuantificase la producción energética de estos paneles en función de las características de la instalación. Con este proyecto se ha desarrollado una herramienta de cálculo en tiempo real y cuyo uso está enfocado tanto a construcciones nuevas como existentes, pero con especial foco en los edificios con certificación passivhaus, cuyos planteamientos de control inteligente de la ventilación coinciden con los paneles solares híbridos de aire.

Mario Escarraga, de Vea Global BAC, ha explicado los pasos realizados en la iniciativa Greenwine, impulsada por la Fundación del Hidrógeno de Aragón, Vea Global BAC y la bodega Sumarroca, a la que se ha unido Clenar.
Mario Escarraga, de Vea Global BAC, ha explicado los pasos realizados en la iniciativa Greenwine, impulsada por la Fundación del Hidrógeno de Aragón, Vea Global BAC y la bodega Sumarroca, a la que se ha unido Clenar.

Greenwine

El objetivo de esta iniciativa impulsada por la Fundación del Hidrógeno de Aragón, Vea Global BAC y la bodega Sumarroca, a quienes se ha unido Clenar en una segunda fase, es gestionar la monitorización de los consumos de energía de este productor de vino a través de una infraestructura IoT, la generación de energía con renovables y el uso de hidrógeno para carretillas elevadoras. La apuesta por la innovación continúa con la búsqueda de otros usos del hidrógeno en movilidad en el sector vitivinícola. Sumarroca, bodega productora de vino ecológico, está así reduciendo su huella de carbono e integrando sistemas de energía cada vez más respetuosos con el medio ambiente.

Financiación para la innovación

Desde 2018, el Clúster de la Energía de Aragón (Clenar) ha respaldado 25 proyectos innovadores que suman cerca de 3 millones de euros de presupuesto, a los que se van a sumar otros siete proyectos aprobados en la reciente resolución de una nueva convocatoria de ayudas para AEIs. En estas iniciativas colaborativas han participado más de 40 empresas y organismos socios del clúster -como centros de investigación y la Universidad de Zaragoza-, logrando más de 1,5 millones de euros en subvenciones para que los proyectos de sus socios viesen la luz.

Antonio Gargallo e Irene Cilla, Project Managers del Clúster de la Energía de Aragón, han incidido en las ventajas de la colaboración empresarial para afrontar proyectos innovadores y han explicado que desde Clenar colaboran con las empresas socias en la solicitud de ayudas y financiación pública para múltiples convocatorias.

Aragón, el eje de la energía eólica nacional

  • Aragón es la segunda comunidad autónoma con mayor potencia instalada y es capaz de cubrir con esta fuente de energía limpia el 72,4% de su demanda eléctrica 
  • En la actualidad, la eólica genera 11.522 puestos de trabajo en Aragón. Para 2030, se estima que se alcanzará la cifra de unos 60.000 puestos de trabajo a nivel nacional.
  • Zaragoza es la provincia de todo el territorio nacional que más energía eólica genera con 8.160 GWh en 2021, cubriendo la demanda de consumo de 2.325.600 hogares
  • El sector eólico y sociedad civil presentan el movimiento “Vientos de futuro” en Aragón para abrir el debate en torno al desarrollo de la eólica en la región.

En el mapa nacional de la energía generada por el viento destaca el papel que desempeña Aragón. La comunidad acoge el 16% de la potencia eólica total instalada en España, lo que la sitúa como un ejemplo a seguir por el resto de regiones. Así se ha puesto de manifiesto hoy en la presentación de la campaña Vientos de Futuro, un movimiento colaborativo que nace para impulsar la energía eólica en Aragón y en toda España de una forma consensuada, para alcanzar los objetivos establecidos para 2030 en el Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) aprobado por el Gobierno con el fin de dar respuesta al objetivo europeo de lograr la neutralidad climática en 2050.

Aragón, como segunda comunidad en producción de energía eléctrica, es clave para garantizar la independencia energética del país en un momento crucial, según Carlos Martí, portavoz de Vientos de futuro.  La subida de los precios por el encarecimiento del gas y el petróleo, causado por la guerra en Ucrania y la inestabilidad política, hacen previsible una escasez energética, lo que pone en evidencia la necesidad de potenciar la producción y el uso de fuentes alternativas de energía limpias.

Según los objetivos del PNIEC 2021-2030, la generación eléctrica mediante la eólica debe llegar al 35% al final de la década -desde el 23% actual-, lo que exige duplicar la potencia eólica para que el 74% de la energía eléctrica sea renovable en 2030. Aragón ya está en ese camino, puesto que es la comunidad autónoma que más potencia nueva instaló en 2021, pudiendo alcanzar así los 4.710,36MW instalados. Esta cifra se ha conseguido gracias a los 176 parques eólicos que hay distribuidos por toda la región, aunque solo afecta al 0,01% del territorio aragonés. En términos de producción, es importante destacar que la región produce energía eólica suficiente para cubrir el 72,4% de la demanda eléctrica de los aragoneses.

El encuentro mantenido con periodistas ha contado con la participación de Carlos Martí, portavoz de campaña de Vientos de Futuro y experto en sostenibilidad; Pedro Machín, presidente del Clúster de la Energía de Aragón y Víctor Manuel Chueca Rodríguez, alcalde de Magallón.

La energía eólica aragonesa: motor de empleo, riqueza y respetuosa con el entorno

Es importante destacar que la fuente eólica es una herramienta clave para la generación de empleo en la comunidad, que además permite afianzar la población en los municipios con menor número de habitantes, puesto que los parques eólicos se ubican en estos territorios y aquí es donde se necesita a estos profesionales. Así, este año se ha generado 8.042 puestos de trabajo de manera directa y 3.480 de manera indirecta en Aragón y para 2024, se estima que se alcanzarán unos 60.000 puestos de trabajo en 2030.

En este sentido, Víctor Manuel Chueca, alcalde de Magallón, ha puesto en valor el caso de éxito del ayuntamiento que gobierna ya que “el papel que tiene la eólica como fijadora de población es clave, pues no solo genera puestos de trabajo, sino que lo hace en zonas que verdaderamente lo necesitan”. Así, continúa diciendo el regidor, “nuestra comunidad autónoma es un oasis energético inagotable, pues tiene un potencial enorme para la generación de energía eólica con un impacto casi inexistente”, señala.   

A lo largo de 2022, se ha recaudado 36 millones de euros en impuestos ycánones para las arcas autonómicas, teniéndose una previsión de recaudar 161 millones de euros en el periodo 2022-2024. Además, la eólica aragonesa ha aportado 190 millones de euros al PIB nacional en 2020, lo correspondiente a un 10,7% del total.

Carlos Martí, portavoz del movimiento, ha puesto en valor “la magnífica oportunidad que tiene Aragón para liderar la independencia energética del país. La región posee unas condiciones orográficas y meteorológicas privilegiadas para el funcionamiento de parques eólicos que permitan a los aragoneses ser autosuficientes y no depender de otras fuentes energéticas”, señala.

En 2021, la fuente eólica evitó la emisión de 4,4 millones de toneladas de CO2 y se prevé que esta cifra se duplique hasta los 9,8 millones de toneladas en 2024. Además, ha evitado la importación de 18.000Tn de petróleo y, por ende, ha logrado ahorrar a la comunidad 7,9 millones de euros. Pedro Machín, presidente del Clúster de la Energía de Aragón, ha resaltado el gran compromiso ambiental que tiene la eólica. “Cuanta más cantidad de electricidad genera, menos consumo habrá de fuentes energéticas altamente contaminantes. Hay que darle mayor protagonismo a la eólica, pues es una gran generadora de energía limpia.”

Los impulsores de la iniciativa abogan por un desarrollo eólico sostenible en Aragón, compatible con el entorno y la protección de la biodiversidad, en un modelo de convivencia entre la eólica y otras actividades fundamentales para el desarrollo local, como la ganadería, la agricultura y el turismo. El proceso colaborativo de Vientos de futuro cristalizará en un Manifiesto, que reflejará los principales compromisos adquiridos, de la mano de las entidades impulsoras y las organizaciones adheridas.

En la página web www.vientosdefuturo.org los ciudadanos podrán acercarse a la realidad de la eólica en nuestro país y descubrir el potencial que ofrece esta fuente de energía, a través de diversos materiales divulgativos, noticias de actualidad e información de la campaña.

Sobre Vientos de futuro

Vientos de futuro es un movimiento colaborativo que reivindica la importancia de la energía eólica como apuesta de futuro, y que persigue impulsar su desarrollo en España desde la escucha, el diálogo y la divulgación. Esta iniciativa está impulsada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Talento para la Sostenibilidad, la Fundación para la Investigación del Clima (FIC) y Nueva Economía e Innovación Social (NESI).