Educación y el Clúster de la Energía impulsan la oferta de FP para responder a las demandas laborales del sector, generar empleo y desarrollo en Aragón
  • La consejera Mayte Pérez y el presidente de CLENAR han firmado hoy un convenio de colaboración para desarrollar el núcleo formativo de energías renovables en las comarcas mineras, elaborar un plan de orientación y un estudio sobre empleabilidad
  • El Departamento trabaja también con la Fundación CIRCE para conocer las necesidades de empleo del sector en la próxima década y anticiparse a ellas mediante la oferta formativa
  • Pérez ha anunciado que Educación iniciará en las próximas semanas un proceso de acreditación de competencias y de actualización de contenidos en energías limpias para los trabajadores de la central térmica

Fuente: Aragón Hoy

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte y la Asociación Clúster de la Energía de Aragón (CLENAR) impulsarán de manera conjunta iniciativas de Formación Profesional que respondan a las necesidades presentes y futuras de profesionales del sector y que permita generar empleo y desarrollo en el territorio aragonés.  La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, y el presidente de CLENAR, Pedro Machín, han firmado hoy un convenio que servirá para potenciar el núcleo formativo de energías renovables en las Cuencas Mineras, Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Aragón. Los firmantes colaborarán en el diseño de este ‘hub’, que supondrá un polo de atracción para las empresas y abunda en la estrategia aragonesa de energías renovables a través de la Formación Profesional.

Este núcleo supone la implantación de estudios de FP de todos los niveles en las tres comarcas mineras. Los primeros de ellos se pueden estudiar ya este curso: certificados profesionales de operaciones básicas y mantenimiento de instalaciones de energías renovables y otro de montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas en el CPIFP de Alcañiz en colaboración con el Instituto Aragonés de Empleo (Inaem). La consejera ha explicado que la oferta se irá ampliando los próximos cursos, con un ciclo de grado superior de energías renovable en el que ya se trabaja con el IES Pablo Serrano de Andorra para su implantación en el curso 19/20 y otro de eficiencia energética.

La consejera y el presidente de Clenar, atendiendo a los medios de comunicación tras la firma del convenio.

La consejera y el presidente de Clenar atienden a los periodistas tras la firma del convenio.

 

“Es el cuarto convenio que firmamos con un clúster –ha explicado Mayte Pérez-, lo que nos está permitiendo responder a la demanda real de la empresa y del alumnado, porque estamos viendo que la FP sigue creciendo en Aragón batiendo récords”. La consejera ha especificado que el actual acuerdo establece un marco de relaciones oficiales para ir tejiendo la nueva oferta de FP y definiendo los contenidos que tienen que marcar el itinerario formativo en cuanto a energías renovables.

Además, Pérez ha anunciado que, a partir del primer trimestre de 2019, el Departamento de Educación va a comenzar un proceso de formación de los trabajadores de la central térmica  para cualificarles a través de un proceso de acreditación de competencias y actualizar sus conocimientos, especialmente, en la energía del siglo XXI.

La titular de Educación anuncia un proceso de acreditación de competencias y actualización de contenidos para los trabajadores de la térmica:

 

La situación actual y futura de empleo del sector energético en Aragón presenta un desequilibrio importante entre la demanda de las empresas y los trabajadores disponibles, lo que pone en riesgo el aprovechamiento del potencial energético de Aragón. Actualmente, el área de energía emplea directa o indirectamente a más de 7.000 personas y las previsiones de implantación de sistemas de producción de energía en Aragón indican que la necesidad de personal formado en este sector va a crecer de forma exponencial.

Por esta razón, el convenio servirá para potenciar y promover la información y orientación profesional de las profesiones vinculadas al sector de la energía. Además, se creará un grupo de diálogo entre las empresas de CLENAR y el Departamento de Educación para actualizar los currículos de los títulos de FP relacionados con esta área. El Gobierno de Aragón y CLENAR también colaborarán en el análisis de las cualificaciones demandadas en el sector energético para elaborar un mapa de empleabilidad sobre el mismo.

Pérez recuerda que ya ha comenzado a implantarse nueva oferta educativa en enegías renovables en las cuencas mineras

 

Plan estratégico de la FP en el ámbito de la energía

Con el objetivo de diseñar las respuestas que deberá proporcionar el sistema de formación profesional en el sector de la energía, se ha encargado a uno de los socios del clúster, Fundación Circe, un estudio que sirva de base para elaborar un plan estratégico para el impulso a la formación profesional en el ámbito de la energía en Aragón. Este estudio se encuentra en fase de redacción, estará listo para comienzos de año y establece qué cualificaciones profesionales demandarán las empresas en la próxima década. Asimismo, incluye un estudio de necesidades ligado al desarrollo del núcleo de FP en las comarcas de Bajo Aragón, Andorra-Sierra de Arcos y Cuencas Mineras.

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) es un centro de investigación fundado en 1993 con el apoyo de la Universidad de Zaragoza para crear, desarrollar y transferir soluciones innovadoras y conocimiento científico-técnico al sector empresarial en el ámbito energético.

Mayte Pérez señala que el acuerdo ayudará a marcar el itinerario en cuanto a formación en energías renovables:

La FP en Aragón

La FP se ha convertido en Aragón en un motor de futuro gracias a una oferta ambiciosa que llega a todo el territorio –con especial incidencia en el medio rural-, muy ligada a los sectores productivos de las zonas en las que se implanta, con estrecha colaboración con el tejido empresarial para garantizar la empleabilidad y cubrir las demandas de puestos de trabajo, y muy innovadora.

En Aragón se ofertan actualmente 131 títulos distintos de FP y en esta legislatura se ha incrementado la oferta en 50 ciclos, la mitad de ellos fuera de las capitales de provincia. En este sentido, la oferta de FP no está concentrada únicamente en las ciudades: llega a 43 localidades diferentes, 20 de ellas de menos de 5.000 habitantes.

Todo esto –unido a la supresión de la tasa de matrícula que puso el PP- ha hecho que Aragón bata récords de matrícula por tercer año consecutivo con 23.400 alumnos (un 15% más desde el comienzo de la legislatura).

Las cifras de empleabilidad son también positivas y la encuesta realizada a los titulados en diciembre de 2017 revela que la inserción laboral bruta a los 6 meses es del 76,34%, con valores que llegan al 84,11% en el grado superior.

Además de todas estas mejoras que han supuesto un despegue de los estudios de Formación Profesional en la Comunidad, el actual Gobierno aragonés hapotenciado la movilidad del alumnado y el profesorado en países de la Unión Europea. En esta legislatura se han recuperado las ayudas para favorecer estos desplazamientos, que se eliminaron la legislatura pasada, y que permitieron financiar 150 movilidades el curso pasado.

Y se ha dado un salto cualitativo también en innovación. Desde el curso 2016-17, el Gobierno de Aragón publica una convocatoria para que los centros docentes públicos realicen proyectos de innovación que favorezcan la transferencia del conocimiento entre los centros docentes y las empresas. Este curso se han presentado 87 proyectos de 29 centros, esto ha supuesto más que duplicar los proyectos del primer año (en 2016 fueron 35 proyectos de 13 centros).

Del creciente éxito de la FP en Aragón da cuenta también el proyecto de viveros de empresas que funciona desde 2009 en ocho centros educativos y que, gracias a la colaboración entre el Departamento de Educación y el Instituto Aragonés de Fomento, constituyen auténticos semilleros de ideas innovadoras y facilitan la creación de microempresas lideradas por antiguos alumnos del centro. Desde su puesta en marcha, se han creado 19 microempresas promovidas por 34 jóvenes emprendedores, que han propiciado la creación de 65 puestos de trabajo. Los viveros de empresas pueden estar dos años en el centro en el que sus impulsores cursaron sus estudios y, después, se facilita y se ayuda en su consolidación en una sede autónoma y definitiva.