Clenar respalda el anuncio del presidente de Aragón de bonificar el recibo de la luz en municipios con parques eólicos o solares

El Clúster de la Energía de Aragón apuesta por el impulso de redes de distribución cerradas y comunidades energéticas locales para hacer frente a la despoblación, el coste energético y las emisiones de CO2

4/8/2021. El Clúster de la Energía de Aragón (Clenar) apoya las declaraciones realizadas por el presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón, Javier Lambán, realizadas el pasado miércoles durante la visita a Teruel de la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. El presidente de Aragón anunció que los vecinos de municipios con parques eólicos o solares tendrán bonificaciones en el recibo de la luz, en respuesta al malestar que la instalación de plantas de energías renovables ha generado en distintas comarcas de la provincia, en particular el Matarraña y el Maestrazgo, por su posible impacto negativo en el turismo.

El giro normativo también buscará que la energía renovable generada en la Comunidad Autónoma favorezca «directamente» a las industrias aragonesas y se convierta en «factor de atracción» de inversiones. El objetivo es que la producción eléctrica obtenida en Aragón se destine «en la medida de lo posible» al crecimiento de la economía aragonesa.

Lambán indicó que el objetivo del cambio normativo es que la llegada de energías renovables sea vista «como una oportunidad, no como una condena». Para preparar la nueva norma, el Gobierno de Aragón maneja informes de la Administración y de las empresas de renovables.

Autoconsumo y redes de distribución cerradas

Estos objetivos se pueden alcanzar mediante autoconsumos y autoconsumos compartidos, que ya cuentan con una legislación propia, o mediante las comunidades energéticas locales y redes de distribución cerradas, cuya normativa está pendiente de desarrollar y que Clúster de la Energía de Aragón confía en que se desarrolle lo antes posible y de la manera más amplia.

El proyecto de Real Decreto por el que se desarrolla el procedimiento y los requisitos que deberán cumplirse para el otorgamiento de la autorización administrativa de las redes de distribución de energía eléctrica cerrada permitirá el mantenimiento de la industria existente y la reindustrialización e implantación de nueva actividad industriales, garantizando una buena conexión a la red pública.

Las redes de distribución de energía eléctrica cerradas son un tipo especial de redes que suministran electricidad a una zona industrial. Estas redes, que distribuirán la energía a clientes con una actividad productiva relacionada en un espacio industrial, tienen como objetivo reducir el riesgo de deslocalización y el elevado coste energético que asumen determinados sectores industriales.

La regulación mediante Real Decreto de esta materia permitirá abordar las cuestiones más relevantes del proceso de creación y autorización de las redes cerradas y garantizará la sostenibilidad económica del sistema eléctrico, lo que mejora la competitividad de los sectores industriales interconectados.

En este punto, el Clúster espera que el gobierno no ponga limitaciones de tamaño, tipo de empresas, polígonos, productores y/o consumidores, así como que valore la necesaria incorporación de instalaciones de almacenamiento de energía a las redes de distribución cerradas.

Si las instalaciones de generación no tienen la obligación de estar instaladas dentro de la superficie que delimita la red de distribución cerrada, ni tampoco contar con una limitación de distancia desde su emplazamiento hasta la red de distribución cerrada, Aragón en general y Teruel en particular, contará con unas condiciones privilegiadas para el desarrollo de la industria local.

Comunidades energéticas locales

Unido a otras actuaciones administrativas, jurídicas y sociales, la figura de las comunidades energéticas locales son un claro ejemplo de cómo ayudará a alcanzar los objetivos fijados. Son muchas las empresas, centros de investigación e instituciones que desde Clenar están estudiando, analizando y trabajando en la creación de estas comunidades.

Las comunidades energéticas locales deben tener como objetivo la reducción de emisiones de CO2 y, como finalidad, la puesta en marcha de cuantas actuaciones contribuyan a esta meta, proporcionando así beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus socios o miembros o a las zonas locales donde opera. Las comunidades energéticas deben formar parte de la nueva revolución industrial, la cual se apoya en el concepto de las 4Ds: descarbonización, digitalización, descentralización y democratización.

Las comunidades energéticas locales deben contar con la participación de ciudadanos, polígonos industriales (empresas consumidoras y productoras) y administración pública (locales y regional). Por todo ello, el Clúster de la Energía de Aragón apoya las declaraciones realizadas por el Gobierno de Aragón ya que no se debe olvidar la importancia del carácter ejemplarizante que le corresponde a la Administración pública en la transición energética.